PROFESOR:

Daniela Atencio



El procedimiento consiste en exponer a un objeto a diversas fuerzas que lo transformen, llegando en ocasiones a formar un oleaje que choca consigo mismo, se deforma, desaparece y se repele. En este caso particular, el proceso de diseño se interpreta como una codificación de las fuerzas naturales, controlando por medio de los datos lo impreciso. Del mismo modo, la simulación materializa el objeto como un ente afectado por los datos meteorológicos, en este caso el viento y la gravedad, en donde es posible visualizar fuerzas intangibles en una figura corpórea. En esencia, se emplea la simetría, la deformación, el movimiento, la puesta en escena de una iluminación planificada y la aplicación de texturas para dotar de vida a un objeto estático.